miércoles, 21 de abril de 2010

curvas


Las mujeres de verdad tienen curvas, durante siglos el arquetipo d belleza ha ido cambiando hasta el punto que hoy en día se cree que es bello un pellejo de piel pegado a un cuerpo. Pero me niego a creer que la delgadez que tanto se lleva en estos días sea bella.

Porque en el fondo a los "hombres" les gusta la carne, las curvas, el contoneo, aunque la mayoría de ellos no se dé cuenta hasta pasados los 35 o 40, todo va en relación de la madurez del hombre y de su evolución como persona, por lo que debemos descartar a los futbolistas, cretinos y cuarentones con síndrome de Peter Pan, que últimamente abundan.

Pero chicas, los hombres de verdad aprecian nuestras curvas, las adoran y no ven nada retorcido en nuestros cuerpos.  También es verdad que como está el patio la mayoría de los hombres de verdad tiene la edad de mi padre, y claro a veces nos sentimos ofendidas cuando observamos que  la mirada de un señor brilla al nos, porque le recordamos a su juventud y a esa moza con la que se casó. Nuestras curvas son bellas, aunque nos obsesionemos con perderlas, son tan hermosas pero no nos damos cuenta de ello y a veces gritamos, lloramos nos peleamos con nosotras mismas porque tenemos un pequeño defecto de más.

Pero preguntaros que sería del mundo sin nosotras, sin nuestras curvas, primero que la natalidad se iba al pique, durante siglos las diosas de la fertilidad ha tenido curvas.

Curvas como la Loren, curvas como las nuestras. Así que hoy salí a la calle con ms curvas y mis tacones nuevos para seducir al mundo, me seduje a mi misma y aquellos que adoraban mis curvas antes de que yo me diera cuenta de lo hermosas que eran.




 

1 comentario:

¡A mi blog vas! dijo...

¡Pues claro que sí! Pero a ver, que parece que seas la mujer de Michelín y nada más lejos de la realidad. Que tú estás estupenda. Besos