lunes, 3 de mayo de 2010

La ventana indiscreta

  
Dentro de nada llega el verano y nos empezaremos a quitar ropa, mucha ropa, aunque a decir verdad yo me la he quitado ya, tengo la manía de ir desnuda casi siempre es un vicio incontrolable, pero  en mi pequeño paraíso casero disfruto de la belleza de mis curvas y creo que los vecinos del sombrero loco también ,últimamente cada vez que piso el mercadona siento extrañas y persistentes miradas, a veces hasta me paro y me miro para ver si voy ridícula o algo parecido, parece que ellos me conocen pero yo a decir verdad no.
Debe ser que me han visto deambular por esa casa sin cortinas como mi madre me trajo al mundo o con muy poquita ropa, a veces se sienten como el personaje de la ventana indiscreta y observan las vidas de los demás, a decir verdad yo confieso que también  en  algún momento tengo ese vicio, pero confieso que lo tengo porque en mi casa no tengo vecinos, abro la ventana y huelo la pinada , siento la brisa del mar pero no puedo darle rienda suelta a esa vena morbosa y cotilla que todos los humanos tenemos en el fondo, por lo menos una vez en la vida. 

Bueno a lo que iba, con tanto quitarnos ropa, nos ha entrado la neura de empezar la dieta para poder entrar en ese vestido, en ese bikini, etc., porque aunque adoremos nuestras curvas, y los vecinos las adoren aún más, queremos perfeccionarlas así que la mayoría de nosotras estamos a dieta, unas la hacemos bien, otras bien pero no acaban de hacerla, otras lo intentamos. Así que nos encontramos sumergidas en esta lucha con la bascula y la dietista como si un duelo se tratara, yo me he picado con ella...la siliconada no cree en mi, pero lo que no sabe es que pase lo que pase yo seguiré amando mis curvas reales y mis queridos vecinos del barrio también y no tendré que recurrir al plástico para sentirme bella. 

Que buen invento el de la ventana indiscreta…y recordar siempre que sufre más el que mira que el que enseña.

2 comentarios:

¡A mi blog vas! dijo...

¡Di que sí! Yo te apoyo en esa cruzada contra la nutricionista. Un pulso contra la báscula y contra la ciencia. ¡A por ellas! Nos vemos esta semana. ;)

Anónimo dijo...

¿Operación bikini con el frío que hace hoy? Neni...ponte ropa que te me acatarras!!!! ;-)

¡¡¡Hoy toca operación chocolate caliente y churros!!! Jajajajajaja!!!

Anna.