jueves, 4 de marzo de 2010

en el pais de las maravillas

La mayoria de las personas que me conocen saben a ciencia cierta que m mente anda dispersaentre castillos de aire,historias para no dormir y demás.

Ultimamente las pequeñas desgracias me acompañan,que si me caigo,que si el gasoil, por cierto el otro dìa me volvi a quedar tirada , pero esta vez en la autovia y logre llegar hasta la rotonda donde algunas mujeres ejercen el trabajo más antiguo del mundo;y ahi me ves a mi con mis botas y ni mini que a causa del viento era aún mas mini, menos mal que pude camuflarme entre la maleza y la carroceria de mi auto loco, hasta que llego el refuerzo,evidentemente era mi padre con un careto aluciante y un humor de perros, pero ahi estaba él con cinco litros de gasoil ,mejor cuatro porque evidentemente un litro acabo por el suelo gracias a mi super habilidad.

Pero otras veces, me siento como Alicia en el pais de las maravillas, si porque a pesar de las pequeñas desgracias,la última accidentarme con el coche y dejarlo en un estado bastante lamentable, hay muchas otras cosas muy interesantes y es ahi donde disfrtuo en ese mundo que existe en mi mente y mi vida real , prueba de ello son nuestras meriendas de no cumpleaños,porque todo es del color con el que se mira la vida y porque sonreir es mucho mas placentero que llorar y a mi como al resto de todos vosotros me va ser hedonista y dejar el sufrimiento de lado.

En mi pais de las maravillas, Alicia es igual de traviesa, incluso más, provocadora,pasional y curiosa hasta la saciedad, y así soy yo,birichina,es decir traviesa. En mi pais de las maravillas tengo un conejo loco, mejor dicho conejita, que esta opositando y llega siempre tarde,va corriendo a todas partes y a veces el pobre señor conejo se queda hablando solo porque ella cae rendida en los brazos de Morfeo nada más que para de correr. También tengo dos gemelas, una reina de corazones que me dio las vida, un rey ,unas flores parlantes, un sombrerero loco ,que vuelve loca  la mayor parte del tiempo con sus locuras y por supuesto un gato gamberro,que aparece y desaparece, que habla entre lineas,que siempre sonrie y me hace reir y piensa que tal vez gamberro sea una palabra mala pero eso le pasa porque todavia no conoce bien a Alicia.

y  claro esta que esta noche cuando me abandone en los brazos de Morfeo voy a vivir en el pais de las maravillas con todos vosotros y por si por si acaso como Lewis Carroll me voy a tomar un bonito myolastan y asi poder volar, tal vez haga el mismo efecto y me aliviará mi dolor de cuello.

Buenas noches y dulces sueños

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que sean dos myolastanes, que parezco la reencarnación de la madre del rey!!!!

Annita.

biribicha piccola bambola dijo...

tu eres una de mis flores...un lirio? me gustan los lirios